La Corporación Autónoma Regional de Santander (CAS) recibió de la comunidad de Vijagual en el municipio de Puerto Wilches un jaguar de 110 kilogramos que fue atrapado por los habitantes tras atacar repetidamente al ganado de la localidad. El felino será liberado tras el exitoso operativo de traslado en el que participaron la Policía del Magdalena Medio, Alcaldía de Puerto Wilches, Cabildo Verde de Sabana de Torres y la autoridad ambiental.

Para la directora de la CAS, Flor María Rangel Guerrero es necesario resaltar el respeto que los pobladores tuvieron por la vida del felino, pues “ellos se han visto afectado de manera significativa con la muerte de algunas especies en las fincas y a pesar de esta situación consideraron pertinente salvaguardar la vida del jaguar y entregarlo a la autoridad ambiental”.

El líder de esta hazaña fue Jolger Alcocer Muñoz, un campesino de la vereda Vijagual que en compañía de sus familiares y amigos preparó la jaula y esperó durante una semana que cayera el animal. El séptimo día lo consiguió y decidió entregarlo a la autoridad ambiental porque “así como nosotros somos personas, ellos también merecen vivir; pero queremos  que por favor lo aseguren porque nos está haciendo daño”.

El jaguar macho de 8 años de edad fue trasladado en chalupa desde Vijagual hasta el casco urbano de Puerto Wilches y de allí en camión hasta Cabildo Verde, “donde va a ser evaluado por los profesionales del área y posteriormente se tomará la decisión respecto al lugar donde se va a reubicar, buscando que no vaya a entrar en contacto con zonas pobladas nuevamente”, así lo informó Belmer Josué Carvajal, coordinador de la oficina de apoyo de la CAS en la regional Mares.

JaguarVijagual3Rangel Guerrero informó que el jaguar o Panthera Onca se encuentra en un estado de conservación casi amenazado y aseguró que esta muestra de compromiso hacia su protección no sólo es producto de los esfuerzos de la autoridad ambiental, sino también se debe “a la coordinación interinstitucional, pues estamos unidos todos los actores y ante una mínima señal estamos atentos a avisar e informar sobre la presencia de especies que se encuentren en cautiverio o que estén siendo amenazadas en el territorio”.