Inocente se declaró este martes el gobernador de Córdoba, Edwin Besaile, por los delitos de peculado por apropiación a favor de terceros y a favor propio,por su presunta participación en el escándalo de corrupción conocido como el ‘cartel de la hemofilia’.

Ante un magistrado del Tribunal Superior de Bogotá el funcionario no aceptó los cargos y la Fiscalía General de la Nación pedirá medida de aseguramiento.

Según la Fiscalía, en mayo del 2016, la Gobernación de Córdoba efectuó el pago de 1′ 525.045.600 a favor de la IPS San José de la Sabana S. A. S. por el “supuesto suministro de medicamentos para el tratamiento de enfermedades de hemofilia, a 14 pacientes, sin que existieran los documentos que justificaran los pagos efectuados”.

Según las investigaciones del ente acusador, Besaile “conoció y participó de las acciones ilegales que desde la administración anterior se venían desplegando para desangrar las arcas públicas del departamento de Córdoba respecto de los recursos que a este ingresaban del sistema general de participaciones de salud”.

“La Fiscalía se permite comunicarle a usted señor Edwin José Besaile, en presencia de su defensor de confianza, que el ente acusador cuenta con elementos materiales probatorios de los cuales se puede inferir que usted es autor de los delitos que se le imputan”, dijo el fiscal del caso.

Dentro de las pruebas de la entidad de control están varios testimonios que son: Alejandro Lyons, exgobernador de Córdoba; Alfredo Aruachan, exsecretario de salud de Córdoba; Aldalberto Carrascal, exfuncionario de la Secretaría de Salud Departamental;Aldalberto Carrascal, exfuncionario de la Secretaría de Salud Departamental y Luis Alfredo Meza, el médico hematólogo, a quien le falsificaron la firma para certificar los pacientes hemofílicos.

Con Información de Montería 38 grados  Radio