Oslo, Noruega,  El jefe de Estado dijo que “es normal” esa falta de confianza y que quitarla será uno de los grandes retos.

El presidente Juan Manuel Santos admitió en Oslo que aún existe una “gran desconfianza” entre el Gobierno y la guerrilla de las Farc a pesar del acuerdo de paz alcanzado entre las partes y aprobado por las dos cámaras.

Santos, que el sábado recibió el Nobel de la Paz por sus esfuerzos para acabar con el conflicto armado en su país, reconoció en una rueda de prensa conjunta con la primera ministra noruega, Erna Solberg, que esa desconfianza es extensible a la población, pero se mostró confiado en que pronto se revertirá.

“Es normal que haya falta de confianza, y ese será uno de los retos. Hay un gran escepticismo, incluso ahora en Colombia, sobre la voluntad de las Farc a entregar sus armas. Pero cuando los colombianos vean, y eso será en los próximos seis meses, que sí las entregan, la confianza empezará a crecer rápido”, afirmó.

El mandatario colombiano resaltó que no se puede cambiar la mentalidad de alguien que ha estado en guerra 52 años “de un día para otro”, y eso vale para las dos partes, sino que es necesario ir tomando pasos lentos pero seguros para lograrlo.

“Empecé estas negociaciones con desconfianza y muy escéptico, pensé que las Farc intentarían usar de nuevo las negociaciones para reforzarse, como han hecho antes, pero cuando el tiempo fue pasando, me convencí de que esta vez iban en serio”, declaró.