Dentro de la información que fue robada hay procesos por corrupción, narcotráfico y datos de las fuentes que han colaborado con el ente acusador.

La Fiscalía General de la Nación informó el pasado mes de agosto que fue víctima de un hackeo masivo por parte del grupo de activistas llamado Guacamaya. De acuerdo a la informaicón que se ha obtenido al respecto, por lo menos, se logaron hurtar más de 10 teras de datos, es decir una cantidad de información enorme que habría sido custodiada por el ente acusador y que ahora está bajo otro dominio. 

Por medio de un comunicado la Fiscalía aseguró: 

Fue abierta una investigación penal para esclarecer la presunta ocurrencia del evento de seguridad, disponiéndose la conformación de un equipo interdisciplinario encabezado por fiscales especializados en delitos informáticos e investigadores y peritos con amplia experiencia forense en la materia, el cual tendrá a su alcance los medios tecnológicos de última generación para realizar las verificaciones necesarias.  

La información «liberada» tendría que ver con procesos sobre corrupción, narcotráfico y grupos al margen de la ley. Adicionalmente, también se encontrarían los datos de las fuentes que han colaborado con la Fiscalía en los últimos años. Serían más de 38.000 carpetas con información confidencial y millones de correos electrónicos. 

Respecto al colectivo que hizo el hackeo, se sabe que está enfocado en exponer informacipon de entidades privadas o gubernamentales que presuntamente han abusado de su poder contra poblaciones vulnerables o contra el medio ambiente.

Aquel colectivo también realizó un comunicado en el que explica las razones por las cuales cometió el hackeo. “Un país azotado por las múltiples expresiones de violencia presentes desde la invasión occidental de 1492, la posterior ‘independencia’ y deuda adquirida por gobiernos criollos a Estados Unidos. Es una nación que, hoy en día, es de interés para el norte global tanto en su diversa riqueza, como porque representa un punto estratégico para el comercio y para el control a Centro y Sur América”, dice el comunicado.