Las actitudes hostiles del mandatario venezolano de ampliar los cierres de fronteras y las últimas declaraciones en el sentido que él es quien impondrá condiciones, pusieron en duda si es el momento ideal para el encuentro de los dos jefes de estado.

Hoy el ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, dijo que se dificulta el diálogo con decisiones como la de cerrar la frontera con la Guajira y seguir ofendiendo al Presidente Santos y al propio pueblo colombiano. Sostuvo que pareciera no existir un real interés de solucionar la crisis por parte del Gobierno venezolano.

“Hay es que insistir en la cooperación binacional para la lucha  contra las bandas criminales y el contrabando, no cerrando fronteras y puentes” dijo Cristo.

El ministro recordó que Venezuela no ha accedido a dos de las tres condiciones de Santos, para el diálogo: el ingreso de los colombianos a recoger sus enseres abandonados cuando fueron obligados a salir y el respeto a los protocolos de deportación de los connacionales.

El presidente Santos evalúa la situación y se espera un pronunciamiento en las próximas horas.

descarga (2)