El Estado de excepción declarado por el presidente de Venezuela Nicolás maduro, solo dejó en condición de desplazados  a 791 colombianos  -personas adultas- 41 niños y 46 niñas, sino que dejó abierta la puerta para que Estados Unidos intervenga en cualquier momento e incluso la misma Naciones Unidas.
Así se desprende de varias reuniones y consultas realizadas por distintos sectores políticos en el país, que calificaron la situación de preocupante. “Es un atentado a los derechos humanos y la dignidad humana de miles de colombianos, quienes por años vivieron y pagaron impuestos en Venezuela», dijo desde la zona fronteriza entre los dos países el senador Alvaro Uribe.
La tensión es de tal punto, que la crisis económica llegará a su máximo “climax” en las próximas 72 horas, por la ausencia de productividad laboral, alimentos, movilidad e incluso en materia de salud, en virtud que la mayoría de colombianos deportados, no prueban alimento desde hace más de dos días.
POLITIKA.COM conoció que varios frentes ciudadanos por redes sociales están solicitando frazadas y alimentos para atender la emergencia humanitaria, que será punto del primer orden del día de la agenda legislativa del Congreso este martes 25 de agosto, que tendrá como preámbulo la reunión de manera extraordinaria la reunión de la Comisión de Relaciones Exteriores, con el propósito de examinar la situación.
Además de la situación crítica humanitaria en la frontera colombo-venezolana, sus efectos podrían sentirse de manera directa e indirecta en el proceso de paz que adelanta el Gobierno del presidente Juan Manuel Santos con la guerrilla de las FARC, en La Habana, en Cuba.
Incluso, varios sectores políticos al interior del legislativo, consideraron que no es nada extraño que las FARC, estén detrás de las decisiones dictatoriales de Maduro contra los residentes colombianos en el país vecino, como fórmula para presionar la puesta en marcha de una Asamblea Nacional Constituyente. “También que el secretariado de las FARC, no pague ni un día de cárcel por sus crimines, secuestros y acciones violentas”
En este sentido, POLITIKA. COM estableció que bancadas como el Partido de la U, el Centro Democrático y el Partido Conservador se reunirán en las próximas horas de este martes, para sentar una posición de bancada, en las comisiones constitucionales de senado y cámara, al igual que en las plenarias.
Una de las tesis que se maneja, es la intervención inmediata de las Naciones Unidas y la ruptura de las relaciones diplomáticas con Venezuela. Esta posición de varios sectores políticos comenzó a tomar fuerza en las horas de la noche del lunes, lo que agravaría aún más el comercio entre Bogotá y caracas, cuyas perdidas se estiman en más de 700 millones de dólares.
Presidente del senado de Colmbia Luis Fernando  Velasco