Las inspecciones comenzaron después de que parte del fuselaje de un avión se desprendiera el viernes en pleno vuelo.

La compañía aérea estadounidense United Airlines ha descubierto tornillos sueltos en los paneles de las puertas de varios Boeing 737 Max 9 en inspecciones que realizó la propia aerolínea tras el incidente de Alaska Airlines.

«Desde que empezamos las inspecciones preliminares el sábado, hemos encontrado casos que parecen estar relacionados con problemas de instalación en el panel de la puerta: por ejemplo, tornillos que necesitaban ajuste adicional», reza el comunicado

Según el portal The Air Current, se encontraron fallos en al menos cinco aviones. La aerolínea ha prometido arreglarlos todos para que vuelvan a prestar servicio con seguridad.

La semana pasada, la Administración Federal de Aviación estadounidense (FAA, por sus siglas en inglés) ordenó la inmovilizacion temporal de los aviones Boeing 737 MAX 9 tras un incidente de despresurización en un vuelo de Alaska Airlines. El avión, recién estrenado, se vio obligado a realizar un aterrizaje de emergencia en Oregón (Portland), después de que parte del fuselaje se desprendiera en pleno vuelo. El incidente se produjo a una altitud de 4.876 metros pocos minutos después del despegue.

Por su parte, Alaska Airlines dijo que había cancelado unos 140 vuelos para el lunes debido a la inmovilización temporal de los aparatos del modelo 737 Max 9.