Al cierre del primer trimestre de 2021, Colombia vivió el paro nacional del 28 de abril que dejó como saldo la destrucción de bienes públicos, estaciones de Transmilenio e incluso, a dos sedes medios de comunicación (RCN y Semana).

La jornada comenzó con concentraciones en las horas de la mañana, que pasaron de la calma, a enfrentamientos con la fuerza pública, a la puerta de la celebr4ación del primero de mayo –Día del Trabajo-

El panorama no podría ser peor, en medio de la pandemia. En el caso de Bogotá, la ciudad amaneció con destrozos y cuantiosas pérdidas económicas en las localidades de Suba, Kennedy y Bosa. El resultado: 16 estaciones de Transmilenio sin servicio. Vidrios y puertas totalmente destruidas. No se salvó ni las taquillas. “Los bándalos hicieron de las suyas”, indicaron varios residentes del centro de la capital colombiana en diálogo con POLITIKA

Este hecho, obligó a miles de capitalinos a caminar este jueves, para llegar hasta sus lugares de trabajo. “Triste ver la violencia que se registró en el día del paro. Los perjudicados somos los ciudadanos”, dijo Armando Villarraga.

Si por Bogotá “llovió, en otros lugares del país suramericano no escampa”. Las autoridades confirmaron que la ciudad con más violencia y vandalismo fue Cali –capital del departamento del Valle del Cauca-. Allí, se destruyeron 23 cámaras de fotomultas. También sedes bancarias, fueron violentadas”.

Más al norte, En el departamento de Antioquia, en la ciudad de Medellín, los bándalos atacaron sin contemplación a los edificios públicos, sedes bancarias y los integrantes de la policía.

Como si fuera una sinfonía del desorden y el caos”, las instalaciones de la Registraduría Nacional del Estado Civil en Bogotá, tampoco escaparon a la violencia, bajo una alta tensión en redes sociales, donde se pidió en todos “los tonos” que el Gobierno del presidente Iván Duque retire el proyecto de Reforma presentado al Congreso de la República.

Los analistas económicos consultados por POLITIKA coincidieron en señalar que “se requiere mirar en detalle el contenido de la iniciativa y escuchar a todos los sectores de la sociedad colombiana. “La cuarentena parece que postergó las movilizaciones. Ahora, que llegó la Reforma Tributaria, lé dio un nuevo impulso a las marchas” comentaron

En su análisis fueron más allá –dijeron- “lo cierto es que la movilización del 28 de abril, los intereses de la protesta se mezclaron con los intereses políticos, en medio de un año preelectoral como el 2021. Al que se suma el cacerolazo”.

El concejal de Bogotá Carlos Fernando Galán, recordó que es evidente que existe un descontento de los colombianos –casi en todos los sectores sociales- por la aparición d ela pobreza, el desempleo y más de un año de cuarentena. “Es visible que hay un vandalismo organizado, estructurado y financiado. Tiene una hoja de ruta de ataques sistemáticos a entidades públicas, medios de comunicación y lugares emblemáticos”, indicó.

Desde el municipio de Chía, el Ingeniero electrónico e investigador en temas de emprendimiento Carlos Cuevas señaló que las redes sociales se han convertido en vehículo de comunicación en Colombia, orientado a incentivar la rabia social, a quienes no salen a participar del paro en las calles.

Lo que se ve venir, no es solo más cacerolazos –como el que se registró en la noche del 28 de abril- sino la creación de una mesa permanente entre los partidos políticos con asiento en el Congreso de la República, el Gobierno y el Comité del Paro, con el propósito de pasar al tablero la reforma Tributaria, qué a todas luces atenta contra los bolsillos de los colombianos, en particular la clase media y los estratos más bajos de la población”, añadió

Mientras ese momento llega –desde la óptica de un gran acuerdo nacional- en búsqueda de la construir gobernabilidad, el Alcalde de Cali Jorge Iván Ospina en diálogo con NOVA llamó a los responsables de los actos de violencia –en medio de las protestas- a responsabilizarse por sus actos de vandalismo. Se afectó el transporte público y 55 establecimientos. Le recuerdo que el Covid-19 sigue presento. Necesita de todos y cada uno de los caleños, medidas de bioseguridad. Las marchas, lo que han hecho, es acelerar el contagio”, subrayó

Lo que se ve venir en las próximas horas en Colombia es la sesión de los Comandos de Mando Unificado en varias ciudades del país, también de los Consejos de Seguridad. El objetivo, preservar la vida de los ciudadanos. “Todo liderazgo debe tener un marco ético y de responsabilidad. Este es un momento difícil para el país. Colombia, lleva más de un año –entre su población- sin ingresos adecuados. Todo en medio de la pandemia del coronavirus, que es una lotería entre la vida y la muerte”, dijo el burgomaestre.

Una propuesta que se abre paso, entre las autoridades locales y regionales (Alcaldes y Gobernadores) al presidente Iván Duque es que se deporte de manera inmediata a los ciudadanos extranjeros –venezolanos o de otras nacionalidades- que sean responsables de los actos de violencia del 28 de abril en el país. “Su comportamiento esta por fuera de la ley colombiana. Deben ser castigados. La mejor salida a esta situación reiterada, es su deportación”. La acción pública, es liderada por el Alcalde de Cali Jorge Iván Ospina.

Todo este escenario de caos, cacerolazo, malestar e inconformismo en Colombia, se registra, justo cuando la pandemia es muy agresiva (variante británica, brasileña e india). En algunas ciudades del país, la ocupación de las camas UCI superó el 100 por ciento. En Bogotá llegó al 85 por ciento.

De paso –el paro- afectó la distribución de las vacunas contra el Covid-19. Lo que viene en las próximas horas, es el reagendamiento de citas. Hay casos de personas de la tercera edad, que no se les ha aplicado ninguna dosis. Algunos usuarios, expresaron a          POLITIKA su tremor por la efectividad de la vacuna.

El reflector “sigue prendido”. En la mira esta la cuarentena obligatoria en la capital colombiana. Desde hoy a las 8:00 pm hasta el lunes 3 de mayo a las 5:00 am Todo puede pasar en el terreno de la salud y el orden público, que está en su punto de más alta temperatura. “Parece un fosforo, que se puede prender en cualquier momento, más de lo que está”, comentó desde el Congreso, el senador Luis Fernando Velasco –Partido Liberal-

Sobre el tapete, hay una propuesta del Movimiento Unidos Somos Colombia de reducir el tamaño del cuerpo legislativo, a través de la elección de un senador y un representante por departamento. Una fórmula para aliviar las finanzas públicas. Ese es un tema clave, a la hora de mirar el país con perspectiva de presente y de futuro. El reto del Gobierno del presidente Iván Duque es “bajar las aguas”, gerenciar la emergencia sanitaria y escuchar, a quienes piden a “gritos que la Reforma Tributaria sea archivada o por lo menos, se cambie su contenido”.