ASUNSIÓN. El candidato oficialista de Paraguay, Mario Abdo Benítez, conservador y defensor de la política de gobierno el actual presidente, ganó las elecciones presidenciales asegurando el continuismo en las políticas que actualmente tiene el país.

Así, el Partido Colorado logra hacerse con la presidencia con Abdo en una elección sin mayores sorpresas, pues ya las encuestas lo ponían en el primer lugar. Hasta la noche del este domingo, Mario Abdo lograba  46,49% de los votos y Efraín Alegre de la alianza opositora de izquierda,  alcanzaba el 42,72% cuando ya se alcanzaba el 96% de las mesas escrutadas por el Tribunal Superior de Justicia Electoral -TSJE- quien ya en un comunicado daba como ganador a Abdo.

No obstante al su triunfo, las encuestas eran más optimistas frente al margen de diferencia entre los dos primeros contendores, resultando ser más estrecha que lo que se pensaba. Según el TSJE, la participación ciudadana en los comicios alcanzó 65% de los 4,2 millones de votantes habilitados, que resultó tranquila para los paraguayos.

Los comicios de hoy, además, eligieron a los 17 gobernadores para el mismo número de departamentos y a los nuevos representantes en el Congreso. Abdo, de 46 años compareció ante los medios de comunicación, dando su parte de victoria ante los periodistas.

El reto de Mario Abdo Benítez, es ahora lograr estabilizar las políticas iniciadas en el gobierno actual, buscar una rebaja en los impuestos y atraer la inversión para los campos de soja, potenciando el empleo.

Por su parte, los voceros de la campaña de Efraín Alegre, mantenían hasta esta noche silencio y decidieron esperar los resultados oficiales, sin que hasta el momento el candidato de izquierda, se haya pronunciado sobre la jornada electoral, ni sobre los resultados ni haya reconocido el triunfo de la derecha paraguaya.

Las propuestas de Alegre estaban orientadas a brindar al pueblo y a los más pobres, salud y educación pública gratuita, bajar la tarifa de la energía eléctrica entre otras medidas que fueron catalogadas durante la campaña, como populistas por algunos de los analistas y adversarios.

Con respecto al Congreso, las encuestas previas pronosticaban que el partido oficialista perdería escaños tanto en la cámara alta como el la baja. No obstante, el conteo de los votos para la corporación representativa, tardará en conocerse por lo menos una semana, según lo ha advertido el Tribunal Supremo de Justicia Electoral.

 

Fuente: https://ifmnoticias.com/en-paraguay-tambien-gano-la-derecha-en-las-presidenciales/