El ex gobernador que hacía 5 meses ni pensaba en ser candidato derroto la poderosa maquinaria del polémico ex congresista Acuña, protagonizando unos de los hechos políticos más importantes de la Jornada.

Su discurso funcionó, la gente tuvo en cuenta dos cosas voto castigo contra Yahir y el buen desempeño que tuvo Martínez Romero en su primera Gobernación en 1977.

El Humildemente dice que su triunfo “es obra de Dios Ustedes saben que yo no era el candidato de la clase política, yo era un candidato independiente y no teníamos mayor fuerza… Para que se haya movilizado los sucreños y para que no ganaron los candidatos cuestionados es algo muy poderoso que solo se lo atribuyo al creador al que rindo mi homenaje” Agradeció también al pueblo de Sucre al impedir lo que llamó “El desastre total” si hubiese ganado Yahir y su esposa candidata Milene Jaraba.

Lo demás es mi hoja de vida en el departamento; No valieron las injurias y calumnias a pesar de todas las injurias y calumnias

En Sucre por primera vez un candidato obtiene más de 200.000 votos, Martínez dice que se obtuvieron limpiamente.

Martínez  Romero promete una fuerte lucha contra la corrupción y sacar a sucre adelante del atraso en que lo ha sumidos sus últimos dirigentes.

Hará énfasis en el desarrollo agrícola.