Son muchas las reacciones en Colombia y el mundo sobre las palabras del Presidente al recibir el Nobel 2016.

Muchos consideran que Santos “Oxigenó” el Premio, al decir que fue definitivo para la culminación de la etapa de negociación entre su gobierno y las Farc. La decisión del Comité de Galardonarlo a él, a Colombia y a las víctimas, a pesar del triunfo del No  en el Plebiscito del pasado 2 de octubre, según sus palabras “Cayo del cielo” y le dio el impulso final.

Otros consideran en Colombia que fue el Premio Nobel quien “Oxigeno” Al Presidente Santos, ya que parte de los colombianos, no acompañó ni acompañan el acuerdo final de la habana, que en la recta final de este año tendrá una etapa definitiva en el congreso, que lo estudiará e implementará.

Santos reconoció que su llegada a Oslo en representación de su país no fue fortuita, sino fruto de un ejercicio académico, disciplina, apoyo de su familia y decisión política. Igualmente de las enseñanzas y consejos de otros ganadores del Premio Nobel como Gabriel García Márquez, Oscar Arias  e Isaac Rabin.

Destaco su formación en las Universidades de Harvard Y Stanford, cuyas directivas deben estar complacidas porque uno de sus alumnos alcanzo hoy el Premio Nobel de paz “2016”

Recordó un consejo de su profesor en Harvard  Ronald Heifetz “Cuando se sienta desanimado, cansado, pesimista  hable siempre con las víctimas; son ellas las que le darán ánimo y fuerzas para continuar”

Rememoró la frase del General Álvaro Valencia Tovar cuando le aconsejo utilizar la frase “adversarios” y liminar la expresión “Enemigos”  a los guerrilleros