En una carta enviada a Politika.com *Antonio  hace una radiografía de lo que es su trabajo en Bogotá y plante posible soluciones a las crisis que enfrenta el y muchos de sus compañeros de profesión, veamos:

Bogotá D.C; Octubre 7 de 2017

Doctor

CARMELO CASTILLA

Bogotá

Respetado Doctor:

 

Soy un ciudadano Colombiano dedicado desde hace 28 años a conducir taxi en la ciudad de Bogotá , me he capacitado como  la mayoría de mis colegas de la vieja guardia con  los cursos que para nosotros ha dictado el SENA, la Universidad Chevrolet y, Universidad Cundinamarca etc., como yo hay muchos taxistas que realmente amamos nuestro trabajo y laboramos integra y honestamente  brindando un excelente servicio cumpliendo con todas las normas establecidas por las autoridades  preocupándonos por dejar en alto nuestra profesión, pero también hay muchos otros y esto hay que reconocerlo ,que se dedican a desprestigiar el gremio debido al mal comportamiento que presentan ya que para ellos el taxi es un medio para lograr sus propósitos fraudulentos, personas que por tener una licencia de conducción creen y se hacen llamar taxistas cuando esta como todas las profesiones, requiere de cualidades y capacidades  especiales como es el amor y el don  de servicio.

La causa principal de esta situación es generalmente la falta de control al aceptar a un conductor y entregarle un vehículo sin saber realmente quien es, ya que  la gran mayoría de las veces no se le realiza ninguna clase de verificación a los datos presentados en la hoja de vida y es por esto que vemos casos como el paseo millonario, el maltrato al usuario, los robos y  cobros excesivos en las tarifas, conductores que no llevan el tarjetón, taxímetros adulterados etc, situaciones que desmeritan y dejan por el suelo nuestro trabajo y permiten que empresas como Uber y Cabify se posicionen y ganen cada día más clientela.

Esta conducta contrasta con todas las demás exigencias de las empresas administradoras y propietarios de taxis, que si bien poco les interesa saber a quién contratan siempre y cuando cumplan con el deposito que exigen que cada vez es más alto llegando  a oscilar entre $500.000 a $1.000.000, siempre y cuando el conductor se someta a cumplir con este depósito y el valor del producido sumando al ahorro diario que también está por las nubes y difiere dependiendo si el vehículo es a gas o a gasolina entonces en la gran mayoría de las veces es contratado sin siquiera verificar sus datos o antecedentes.

Los medios se dedican a desacreditar nuestro trabajo debido a las constantes quejas de los usuarios por las razones que expuse anteriormente, pero a nadie le interesa nuestros derechos que, como seres humanos y   trabajadores deberíamos poseer ya que somos un puñado de personas vulnerables que no contamos   con ninguna clase de protección por parte del estado en cuanto a seguridad social, prestaciones sociales  y derechos laborales, como tampoco regulación alguna para los propietarios y empresas Administradoras quienes a su antojo colocan los precios de los producidos así como el valor del ahorro diario y los depósitos que tan campantemente exigen oprimiendo al conductor que toma en alquiler el taxi.

Nuestro trabajo es extenuante ya que cumplimos horarios de trabajo de mínimo 12 horas en un solo turno y de 17 a 18 horas en turno largo debiendo laborar domingos y festivos, no contamos con vacaciones primas. Cesantías de modo que si se nos ocurre la idea de salir un fin de semana de vacaciones con nuestras familias debemos pagar los días de producidos común y corriente como si estuviéramos laborando así dejemos el vehículo en el parqueadero Y SI LE PEDIMOS PERMISO A LOS ADMINISTRADORES Y PROPIETARIOS SU REACCION INMEDIATA ES DEJARNOS SIN TRABAJO Y DARLE EL CARRO A OTRO CONDUCTOR QUE SI QUIERA TRABAJAR.

Ni que decir tampoco de que si nos enfermamos o si se nos enferma algún familiar aun así debemos laborar porque de otra manera nos quedamos sin trabajo.

A continuación, relato un poco del panorama que vivimos quienes como yo nos dedicamos diariamente a esta profesión para que se escuche de alguna manera nuestra voz:

 

  1. Debemos pagar depósitos entre $500.00 y un $1.000.000 de pesos para tener el derecho a trabajar, deposito que casi nunca nos devuelven ya que dé el descuentan cualquier daño o rayón que sufra el vehículo o cualquier retraso en lo producidos.
  2. Pagamos producidos realmente altos que van en turno largo (5 am a 10 pm) entre 90.000 y 125.000 diarios a gasolina, lo cual sumando el combustible que es (un promedio de $45.000) más el precio de la lavada ($10.000) y el valor del parqueadero ($10.000) con esto estamos hablando de que para el solo vehículo el conductor se debe hacer en promedio entre 170.000 y 190.000 sin mencionar a los que laboran en el aeropuerto para los cuales el producido es mucho más alto y deben pagar derecho a parqueadero diario de $10.000.
  3. En los vehículos que tienen doble turno cada conductor paga alrededor de $65.000, $5000 de ahorro, combustible, y lavado del vehículo.
  4. La seguridad social corre a cuenta del conductor por lo que debemos pagar de nuestro bolsillo SALUD, PENSION Y ARL.

Valores que son:

Aporte en salud: $92.500

Aporte en pensión: $92.500

Aporte ARL: $34.000   Nota: (Estos valores no son exactos)

  1. La frecuencia y las aplicaciones para reservar también corren por nuestra cuenta y si queremos tener este derecho debemos pagar de nuestro bolsillo.
  2. Las empresas Administradoras, así como los propietarios de los taxis, le exigen al conductor un ahorro OBLIGATORIO DIARIO de $5000.Este ahorro es “supuestamente” para nuestro beneficio y sería devuelto al conductor cuando este entregue el vehículo. Lo cierto es que casi NUNCA volvemos a ver estos ahorros ya que de una u otra manera los administradores y propietarios se dan maña para nunca devolverlos aduciendo daños o arreglos que haya que hacerles a los vehículos. Teniendo en cuenta que este dinero que día a día ahorramos, al estar en los bolsillos de los propietarios se va devaluando y en vez de ellos lucrarse con él, nos debería ser devuelto con INTERESES, como sería lo legal ya que ellos trabajan y multiplican nuestro dinero para su propio provecho.
  3. Si nos pusiéramos a hacer cuentas estos personajes se enriquecen a costilla de nuestro trabajo y sacrificio y aumentan cada día mas su parque automotor debido a la cantidad del dinero que diariamente recaudan entre los ahorros y depósitos de sus conductores.
  4. La inseguridad a la que estamos expuestos diariamente es alarmante ya que tenemos la obligación de recoger a todas las personas que nos levanten la mano y llevarlos a sitios o barrios que muchas veces son ZONA ROJA (sitios peligrosos)

Donde no contamos con ninguna clase de protección ni ayuda y muchas veces nos atracan en los trancones o somos víctimas del robo de espejos, celulares y Tablet.

No tenemos vacaciones ni cesantías ni ningún seguro de desempleo para cuando nos quedamos cesantes.

 PROPUESTA DE REGULACIÓN AL TRANSPORTE PUBLICO

Estas son algunas de las propuestas que permitirán mejorar entre un 70% y un 80% el servicio en los taxis tomando como referencia los países europeos quienes exigen una capacitación para los conductores de servicio público mínimo de un año la cual incluye bachillerato completo y un rango de edad que no sea inferior a 28 años además deberá contar con un alto conocimiento de la ciudad.

Con respecto al uso del taxímetro y de las aplicaciones deberían existir campañas de capacitación  para los conductores propiciadas o reglamentadas por el gobierno dictadas por entidades públicas, con el fin de que todos tengan acceso a  la tecnología y al  uso del taxímetro en su Tablet cuando  este sea obligatorio, acciones que permitirán que no nos rezaguemos o quedemos atrasados; No  anular el uso del radio teléfono como medida de seguridad para nosotros mismos debido a que es más rápido en comunicación y como red de apoyo a la policía y entre los mismos colegas para informar sobre peligros y amenazas que se pueden presentar como : robos, atracos, accidentes de tránsito, incendios etc.

Todo esto sería fabuloso, pero solo se logrará ejerciendo un control real al escoger a los conductores haciendo uso de todos los mecanismos necesarios para brindar seguridad a los usuarios y prestar un excelente servicio. Vehículos y conductores con excelente presentación y educación para que el usuario quede satisfecho con la atención y se sienta realmente bien atendido. La música es otro aspecto significativo que debería ser reglamentado ya que algunos conductores someten al pasajero a verdaderas torturas con música estridente y de baja calidad causándole un estrés adicional al que de por si genera la ciudad. Por otra parte, el fumar dentro de los vehículos es desagradable y causa mal olor.

El uso del sombrero o la gorra en los conductores es también algo que se debería prohibir ya que muchas veces se presta para enmascarar y encubrir a los delincuentes que se esconden detrás del volante además que en el mejor de los casos causa mala impresión para el usuario. Debería de ser obligatorio para las empresas administradoras y los propietarios de los taxis que suministraran a sus conductores uniformes y carne de identificación, como existe en los conductores que trabajan en el aeropuerto. Con estas reformas generaríamos un cambio positivo para este gremio que se encuentra en caída libre, debido a todos los desaciertos y falta de regulación e interés por parte de las autoridades competentes los cuales dictan decretos sin tener un conocimiento real de lo que suceda a nuestro alrededor.

UBER

Ha perjudicado de manera considerable al gremio de taxistas en la mayoría de los países debido a que ellos si cuentan con empresarios interesados en sacar a la compañía adelante, ofrecen un excelente servicio al usuario además de precios muy competitivos , permanentes ofertas y publicidad por todos los medios de comunicación, los conductores de Uber deben aplicar determinadas reglas y observar parámetros de buen trato y atención a los usuarios al igual que se  obligan a cumplir con el servicio en un tiempo determinado, es triste darse cuenta que en este momento los conductores que trabajan  con Uber reciben mayores ganancias que las que reciben los taxistas, sabemos que Colombia cuenta con pocas fuentes de ingresos y esto ha ayudado a que Uber tenga un crecimiento en tiempo record en el país debido a que se ha constituido en una fuente de empleo para los informales pero lo injusto es que si bien el estado en sus regulaciones a los taxis ha impuesto cantidad de obligaciones para estos como son rodamiento.cupo,seguro contractual y extractual,revisión preventiva cada dos meses, tarjetón con renovación de sello  mensual que está supeditado al pago mensual del conductor de la seguridad social de forma que si no estamos al día el tarjetón no puede ser sellado. Como taxistas no estamos en contra de Uber como fuente de empleo, lo que realmente nos molesta es la INJUSTICIA Y DISPARIDAD en cuanto a los dos gremios, porque mientras a nosotros nos exigen todo lo mencionado anteriormente, Uber NO PAGA NINGUNA CLASE DE IMPUESTOS, NO CUENTA CON UN SEGURO DIFERENTE AL SOAT QUE TIENEN LOS VEHICULOS DE SERVICIO PARTICULAR. Sería muy bueno que se regulara el trabajo de Uber ya que ellos fomentan empleo.

 

Para que esta regulación fuera efectiva tendrían que:

 

  1. SER SUSPENDIDO el Uber X ya que cuenta con más de 100.000 carros particulares afiliados situación que complica la movilidad en la ciudad. Y QUE PERJUDICA DE MANERA DETERMINANTE AL TRABAJO DE LOS TAXISTAS.

 

  • -Permitir que Uber trabaje con mensajeros a pie, bicicleta, moto y que se hagan cargo de las camionetas blancas o servicio especial en el sistema de empresas y hotelería.

Cabe anotar que la policía de tránsito persigue a las camionetas blancas exigiéndoles cantidad de documentos para poder laborar como contratos con empresas, convenios laborales, tienen que pagar el derecho al cupo, rodamiento y seguros además para que puedan recoger personal de los hoteles deben pagar una cuota de afiliación lo mismo que deben hacer con las empresas donde están afiliadas, como si fuera poco los conductores y propietarios de las camionetas blancas deben esperar entre 60 y 90 días para recibir el pago de sus servicios. Además de que el gasto de combustible para estos vehículos es bastante costoso por su tamaño y no compensa con el precio que le pagan las empresas por los trayectos ej.: av. 19 con calle 122 destino Soacha compartir $18.000 y se demoran 60 días para pagarlo, estas cosas son las que no tienen en cuenta el estado ni la policía de tránsito de manera que cuando inmovilizan una camioneta en la mayoría de los casos el conductor debe asumir los gastos para retirarles de los patios valor que asciende a más de $600.000 pesos entre comparendo, grúa y parqueadero.

De manera que presenciamos los dos extremos donde se evidencia con claridad la diferencia sobre la regulación de transporte en el país ya que los trabajadores de Uber no encuentran ninguna barrera o dificultad para realizar su labor en cambio los trabajadores del transporte público reglamentado en Colombia sufren del acoso permanente por las autoridades de tránsito.

Atte.

*Antonio

*nombre usado para proteger la identidad del Taxista.