Diez días después de resultar salpicado en supuestos hechos de corrupción, el general Adelmo Fajardo, segundo comandante del Ejército, fue retirado del Ejército Nacional, así lo anunció el Ministro de Defensa Guillermo Botero.

A su vez, Botero manifestó que haciendo uso de la facultad discrecional (no dar explicaciones de lo sucedido) que tiene esta cartera, llamó 4 generales a calificar servicios, entre ellos el segundo hombre más importante de la institución militar.

Los otros generales retirados de la institución fueron, el general Juan Vicente Trujillo, quien se venía desempeñando como comandante de la División de Asalto Aéreo del Ejército; el general Francisco Javier Cruz, jefe del departamento de Implementación y Estabilización, y el general César Augusto Parra León, que realizaba tareas como jefe del departamento Conjunto de Planificación y Transformación.

Ya se habían venido presentando movimientos dentro de la institución, el general Jorge Horacio Romero, quien se desempeñaba como comandante de Acción Integral del Ejercito, ya había sido removido de su cargo por supuestas irregularidades en el cobro de dinero para la adjudicación de salvoconductos para el porte de armas.

El cargo que desempeñaba el general Adelmo Fajardo, lo tomará el general Mario Augusto Valencia Valencia, quien comandaba anteriormente la división de Operaciones conjuntas.

El nuevo comandante de la división de Asalto Aéreo del Ejército será el general Jaime Agustín Carvajal Villamizar, quien desempeñaba labores anteriormente como director de la Escuela Superior de Guerra. Villamizar fue, además, comandante de la segunda división del Ejército y del Centro Nacional de Entrenamiento (CENAE).