Las operaciones con activos digitales son consideradas como «actividades financieras ilícitas» en el país asiático desde septiembre del 2021.

China endurecerá las sanciones vigentes por realizar transacciones con criptomonedas a partir del 1 de marzo, luego de que este jueves el Tribunal Supremo del país catalogara estas actividades como ‘métodos ilegales de recaudación de fondos’.

La nueva legislación, detalla un comunicado oficial, castigará el uso ilegal de activos digitales con penas máximas de 3 años de prisión y multas de hasta 31.600 dólares, para los delitos menores, mientras que las faltas graves conllevarán penas de entre 3 y 10 años de prisión, y multas de hasta 79.000 dólares.

El fallo del tribunal es consecuente con la postura adoptadapor el banco central del gigante asiático, que, desde septiembre del año pasado, prohibió el uso de criptodivisas y clasificó todas las operaciones en las que se utilicen como «actividades financieras ilícitas».

RT