La congresista más joven en la historia del país norteamericano afirma que su vida ha corrido peligro desde su notable victoria en las elecciones legislativas de 2018.

En medio de las preocupaciones por la creciente violencia política en EE.UU., la congresista demócrata Alexandria Ocasio-Cortez declaró que no se ha sentido segura desde que ganara las elecciones legislativas de 2018 y que actualmente el peligro para su vida es «muy real».

«Cuando me despierto por la mañana, dudo en si pasear a mi perro«,dijola legisladora en una entrevista con CNN. «Cuando llego a casa, tengo que pedirle a mi novio que salga hasta donde está mi auto para acompañarme hasta la puerta«, señaló Ocasio-Cortez, que acaba de ser reelegida como representante del 14.º distrito congresional de Nueva York.

La mujer mas joven de la historia en entrar al Congreso de EE.UU., quien en enero de 2019 juró su cargo con solo 29 años, afirmó que su vida ha corrido peligro desde su notable victoria cuatro años atrás y que sus temores «intensificaron» aún más después de ingresar a la Cámara de Representantes. Asimismo, señaló que estas condiciones moldearon, en gran medida, su actuación política.

«Empecé a sentir, incluso en 2019, que era posible que no llegara al final del año«, contó. «Entonces, eso impactó en cómo me desempeñé políticamente, porque dije: ‘No sé si tengo tiempo, así que debo ser lo más firme y urgente posible para decir lo que tengo que decir'», agregó.    

«Es una dinámica muy real, muy desafortunada y, trágicamente, hemos visto desarrollarse la violencia politica», dijo Ocasio-Cortez. «Significa que hay un estado general en el que sientes que hay electricidad estática a tu alrededor», explicó.

Las declaraciones de la legisladora se producen tras el ataque sufrido el pasado 28 de octubre en su casa por Paul Pelosi, marido de la presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi.

Ocasio-Cortez, a menudo criticada por los derechistas, confesó haber temido por su vida durante los disturbios en el Capitolio estadounidense del 6 de enero de 2021, cuando partidarios del entonces presidente saliente, Donald Trump, irrumpieron a la fuerza en la sede legislativa.

Durante una transmisión en directo el año pasado, la legisladora recordó que aquel día se escondió en un baño y pensó que iba a morir cuando unos desconocidos entraron a su oficina. Además, reveló «haber experimentado abuso sexual», algo que ha contado «a pocas personas».

RT