La Fiscalía dispuso de un equipo experto de investigadores y forenses para recolectar la información que permita confirmar los hechos del fallecimiento.

La Fiscalía abrió una investigación por la muerte del exsenador Mario Castaño, el pasado 8 de noviembre en una celda de la cárcel La Picota.

Aunque inicialmente señalaron que la causa del fallecimiento había sido por un infarto, el ente investigador dispuso de un equipo experto de investigadores y forenses para recolectar la información que permita confirmar los hechos de la muerte.

“El senador Mario Castaño, quien se encontraba privado de libertad en el establecimiento de La Picota, falleció en los últimos minutos, al parecer por un infarto. La Policía Judicial del Inpec ya se encuentra en el lugar de los hechos a la espera del procedimiento que permita determinar las causas de su deceso”, informó el Inpec en su momento.

Su fallecimiento generó suspicacias en la política, pues algunos  parlamentarios consideraron la posibilidad de que al exsenador lo hubiesen asesinado para que no revelara información a las autoridades.

Es importante mencionar que el exsenador tuvo complicaciones de salud en febrero de este año, cuando sufrió un infarto con elevación del ST en su celda y posteriormente fue trasladado a la Clínica Colombia, allí duró varios días en cuidados intensivos.

Como se sabe, el pasado 16 de junio, la Sala Especial de Primera Instancia de la Corte Suprema de Justicia condenó al senador Mario Alberto Castaño Pérez a una pena de 15 años y 11 meses de prisión, al analizar los 19 delitos en los cuales aceptó cargos, tras acogerse a sentencia anticipada por hechos de corrupción en contratación.

Castaño fue señalado de liderar una red de corrupción llamada ‘Las Marionetas’